comedia-a-la-carta-obras-antonio-sanint-quien-pidio-pollo

En QUIÉN PIDIÓ POLLO el público se ríe cuando se identifica con las situaciones incomodas que nos pasan a diario y que nos da vergüenza aceptar: A todos nos ha pasado que vamos subiendo una escalera y pensamos que al final hay un escalón de más dando ese paso torpe y doloroso que tratamos a toda costa de disimular; todos en algún momento hemos entrado a un baño prestado cayendo en cuenta demasiado tarde que el papel higiénico se ha terminado; o la reacción que todos tenemos cuando alguien que habla con nosotros sin culpa dispara de su boca una gota de saliva que termina a justos milímetros de nuestro labio inferior. Y ni hablar de las inseguridades que sentimos a diario: cuando nos hablan en inglés y no entendemos ni papa, cuando llegamos a un país y tenemos que mostrar nuestro pasaporte, cuando conocemos a una mujer bonita y nos sudan las manos, cuando terminamos una reunión de trabajo y justo cuando nos vamos oímos una carcajada del grupo… y ni mencionemos nuestras inseguridades con el sexo: lo hombres quieren más volumen, las mujeres más tallas, los dos menos gordos, más pelo, menos bozo, menos nariz, más mentón, más músculos, menos pierna….etc.….Y lo único que le sacan provecho a todo esto son los gimnasios y los cirujanos plásticos. ¿Desde cuándo nos sentimos inseguros? ¿Cuánto tiempo vamos a seguir en esta ridícula situación?

Antonio Sanint saca a la luz pública durante una hora y media todas las verdades acerca de nuestra raza, nuestro sexo, nuestra nacionalidad y nuestra cultura para que de una vez por todas aprendamos a reírnos de nosotros mismos.

Most Recent Projects